Almas Meraki | Almas Meraki
431
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-431,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-0.0.1,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Almas Meraki

Somos 'Almas Meraki', creamos espacios en los que aprender a vivir en equilibrio a través de experiencias de aprendizaje donde se encuentran lo individual y lo colectivo, la reflexión y la vivencia, lo que somos y lo que podemos llegar a ser...

¿De dónde viene el nombre “Almas Meraki”?

La verdad es que la elección del nombre no fue precisamente un golpe del destino, nos pasamos unas cuantas semanas dándole vueltas, y resulta que cuando teníamos el nombre perfecto… ya se nos había adelantado alguien para usarlo, ¡qué cantidad de gente creativa hay por el mundo! ¡Es increíble! ¡No había uno libre!

Total que al final decidimos buscar palabras bonitas y que nos inspiraran. Así apareció Meraki, abrimos paréntesis: (esto puede pareceros un poco cutre pero, oye, surtió efecto ahora estamos encantadas con nuestra elección) literalmente en griego moderno significa “hacer algo con amor y creatividad, poniendo el alma en ello; dejar un pedazo de sí mismo en el trabajo”. Volvemos a abrir paréntesis: (¿cómo te quedas eh? ¡lo de buscar palabras enigmáticas funcionó!) Nosotras sentimos que es tal cual lo que somos, ya nos dirás cómo lo ves tú.

Como te decíamos con esta definición tuvimos una certeza: nosotras somos meraki, porque en cada proyecto, en cada propuesta ponemos un puñado generoso de ese entusiasmo, vamos que nos entregamos con todo, o para entendernos mejor, lo damos todo.

Y como somos colectivas por naturaleza y por decisión buscamos una palabra que reflejara para nosotras esa idea de comunidad y de fuerza. Almas Meraki nos define, nos da alegría y nos inspira.

¿Cómo nace Almas Meraki?

Virginia y Sara, nosotras, nos conocimos en el 2005 gracias a un encuentro de una asociación en la que ambas estábamos participando. A partir de ahí compartimos unos años en los que aprendimos a ver el mundo desde diferentes perspectivas, a organizar (y desorganizar) proyectos educativos, culturales y sociales, la mayoría internacionales, lo de conocer gente diversa siempre nos encantó y lo de viajar ya no hace falta ni que te lo contemos.

Además aprendimos a saber lo que nos inspiraba y lo que no, pero para seros sinceras de lo que más aprendimos fue a tener una relación a distancia, oye que en la amistad también se hace duro no os creáis (taller de cómo mantener relaciones a distancia pronto en Almas Meraki). Hubo momentos en los que una vivía en Nueva Zelanda y otra Galicia, otros que la una vivía en Lisboa y la otra en Turquía y suma y sigue.

Desde el principio de esta bonita amistad, siempre hemos compartido inquietudes, tiempos y sueños, entre conversaciones de más de 3 horas al teléfono y escapadas a lo Thelma y Louise (puede sonar peliculero pero es la verdad). Hasta que en enero de 2014 se nos presentó la oportunidad de preparar juntas un curso en A Universidade da Coruña sobre “Relaciones de amor poderosas”, ¿quién podría resistirse a esa aventura? pues fue empezar y no parar. Desde ese momento, pasito a pasito, hemos ido uniendo pasiones personales y profesionales hasta hoy, disfrutando juntas formaciones y canciones, infusiones y proyectos.

Almas Meraki: aprendizajes conscientes

Nuestras intervenciones se basan en 3 vértices conectados (de ahí el triángulo del logo). Sí, ahora llegó el momento de ponernos un poco intensas para que podáis entender hasta qué punto consideramos esenciales las tres áreas desde las que trabajamos.

Icono Educación

Educación

Nos inspiramos en la capacidad que tenemos los seres humanos de aprender, desaprender y volver a aprender otras cosas. No partimos del concepto de enseñar porque entendemos que la educación no debe ser una imposición sino una oportunidad, por eso preferimos hablar acompañar y que sea la persona que aprende la que está en el centro (de los sistemas, de los procesos y de los talleres que proponemos). Somos dos apasionadas por el mundo de la educación desde un enfoque social e integral, y creemos, como decía Paulo Freire, que “la verdadera educación es praxis, reflexión y acción del ser humano sobre el mundo para transformarlo.”

Nuestro enfoque es crear experiencias en las que, a través de métodos vivenciales y apelando a la sabiduría, el disfrute y la autenticidad, aprendamos a ser en lo individual y en lo colectivo.

Icono Género

Género

Tratamos de introducir todos los saberes (y sabores) que nos aporta el feminismo a nuestro día a día, porque estamos totalmente convencidas de que las cosas nos irían mucho mejor a todas las personas si viviéramos en un mundo equitativo, feminista y libre de discriminación.

“Lo personal es político” decía Kate Millet ya a finales de los 60, y esta afirmación es todavía hoy tan necesaria como entonces, todo está relacionado, desde lo que vivimos en una habitación, propia o ajena, hasta las decisiones que se toman a nivel de políticas de estado.

Creemos que es fundamental la perspectiva de género para desarrollar una visión sistémica del mundo, porque si queremos transformarlo (y vaya que si queremos) hay que comprender en profundidad las fuerzas que lo moldean y, entre ellas, la desigualdad de género es una de las más poderosas.

Icono Crecimiento Personal

Crecimiento personal

Tenemos debilidad por devorar teorías, libros y conocimientos sobre los temas que trabajamos, y al mismo tiempo cada vez damos más espacio para dejar que la teoría nos vaya calando…Eso implica que cuando trabajamos con grupos nosotras nos “mojamos” y nos “exponemos” con nuestras contradicciones, nuestros miedos e inquietudes.

Se trata, al fin y al cabo, de crecer como personas, de equilibrar nuestras diferentes dimensiones (emocional, física, intelectual y espiritual), y de aprender a mantener relaciones sanas y conscientes (con nuestro interior, con otras personas y con el entorno).

Por eso a menudo introducimos en nuestras propuestas aspectos fundamentales como el autoconocimiento, prácticas de mindfulness y gestión emocional, y otras herramientas que nos permitan vivir en primera persona un aprendizaje consciente.

Nuestra filosofía

Nos inspiramos en la figura de “equilibrista”, y aquí no nos referimos a las trapecistas del Circo del Sol, sino más bien a la gente normal, a esas personas que se suben a una cuerda y van avanzando con decisión y cuidado… puedes imaginar, por un momento, ¿qué pasaría si aprendiéramos, en nuestras vidas, a subirnos a la cuerda, a caer y volver a intentarlo, y a tejer redes que nos sostengan cuando nos permitimos caer?

Almas Meraki es un espacio dedicado a la aventura de aprender a vivir en equilibrio, un lugar en el que podemos atrevernos a “ser equilibristas” de la vida.